Saltar ao contido

Edad Inter-Media

09/11/2011

No es cierto que las cosas hoy en día cambien tan rápido:

¿Alguien ha probado, últimamente, a levantar la vista de la pantalla y mirar a su alrededor?

La vida por ahí fuera sigue igual.

Vale, que sí, que cada vez las modas cambian más rápido, horteras hubo toda la vida. El tiempo (meteorológico) está la mar de raro, pero aquí en Galicia sigue lloviendo día sí, día, a lo mejor, también. Y los tíos se compran cremitas. Ya, antes usaban las de sus novias.

LAS COSAS CAMBIAN MUY RÁPIDO EN INTERNET, que es distinto. Antes de ayer se llevaban los grupos de “Señoras que…” y hoy… ya no (es que no sé lo que se lleva ahora por estos lares). Este tejemaneje nos mantiene tan absortos que nos creemos que es TODO lo que hay. Y no.

Me parece que Internet se está convirtiendo en el nuevo Catolicismo (en el de sus inicios, que tantas alegrías nos dio a lo largo de la Edad Media). Y me refiero a que no nos deja pensar, ¿para qué? si puedo buscar lo que otros piensan en Google. Lo que se traduce en que puede ser un obstáculo para el desarrollo. ¿El Iphone 5? Y, ¿qué hay de la pobreza?

Es cierto que con Internet no tenemos 10 mandamientos, sino muchos más: 1. conectarnos, 2. abrir Facebook, 3. mirar el correo, 3. abrir Twitter, 4. publicar algo, 5. abrir Spotify, 6. subir las fotos del sábado noche, 7. descargarnos una peli pésima en una calidad todavía peor, 8. hacer/responder peticiones de amistad, 9. comprobar las notificaciones de cada una de las redes sociales a las que pertenecemos, 10. realizar al menos una búsqueda en Google por día, etc.

A falta de curas, tenemos gurús, que gente dispuesta a chupar del bote nunca falta.

Jobs o Zuckerberg podrían ser los profetas.

No hay feligreses, sino usuarios. Mucho más fieles, por cierto.

Y hasta Santísima Trinidad: Google, Facebook y el móvil (padre, hijo y espíritu santo, para el que no se acuerde).

Antes, la gente rezaba para cambiar las cosas, ahora creamos grupos en Facebook y hashtags en Twitter. Funcionan lo mismo, de milagro.

Antes había biblias en los colegios, ahora ordenadores. Los profesores se pasaban horas hablando de religión, ahora de nuevas tecnologías.

Lo único que le falta a Internet es copiarle el modelo de negocio a la Iglesia, que también es gratis, y tuvieron que pasar 2000 años para empezar a cerrar templos.

Tanto Internet como la religión tienen muchas cosas buenas, siempre y cuando no nublen nuestro pensamiento y criterio. Espero que esta Edad Inter-Media que estamos viviendo no nos convierta en meros creyentes ciegos, esclavos de las máquinas.

Advertisements
One Comment leave one →
  1. aceitunasyestrellas permalink
    29/11/2011 02:50

    Las redes sociales son buenas si no te enredan demasiado y puedes salir de ellas cuando quieras, hay que asegurarse siempre de dejarse escapatorias.

    Pero gracias a esta ¿red social? que son los blogs y sus circustancias, Supernovio hace spam bidireccional con deliciosos resultados (hay mucho que roer por aquí y roeré con gusto).

    Decir “tiendas” es mucho, porque que yo sepa sólo hay una. En la tienda de cachivaches viejunos de segunda mano que hay por donde la plaza de la estatua de Valle-Inclan (suerte que no hago escribo para Google Maps, si no las coordenadas serían un cachondeo) a veces tienen cajas de libros… otras veces, como el otro día que fuí con dos euros para gastarme en cultura, no tenían nada que mereciera la pena (y eso que a mí me merece la pena casi todo). Pero esos azares del destino sólo hacen aumentar la emoción de la caza. Y bueno, luego está el Cashconverters, pero no tiene tanto encanto…

    Lo dicho, nos leemos 🙂

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s