Saltar ao contido

Vídeos de gatos por Internet y otros relatos (I)

26/01/2012

Antes de empezar, un aviso. El título de esta columna debería haber sido Investigación en comunicación, pero me pareció poco atractivo. Mi hipótesis es que es más eficaz un título sugerente que no diga nada, que uno referente. Para comprobar mi teoría os reto a que me enviéis un mail* diciéndome por qué habéis decidido leer esto. Será divertido (al menos para mí), aunque, seguramente, poco riguroso. Y a este punto, es a donde quería llegar: el rigor de lo que investigamos. (Paréntesis dedicado a su bostezo). Continuamos.

“No hay nada más preciso que la poesía”, oía citar a principios de curso a un teórico de la comunicación. Lo argumentaba comparándola con otra disciplina que, a priori, parece más científica: la física. Los problemas de física siempre empiezan con un “suponiendo que…”. Se basan en supuestos, mientras que la poesía consigue explicar lo inexplicable, plasmar sentimientos sin tan siquiera hablar de ellos, consigue emocionarnos, enamorarnos o, incluso si me apuras, hacernos pensar.

Sin embargo, nos seguimos empeñando en explicar el comportamiento humano a través de variables, de números. Intentamos recrear situaciones reales (que no lo son) para medir cómo reacciona el cerebro a ciertos estímulos. Sin ir más lejos, hace unos meses, asistíamos (es un decir, al menos yo no fui) al Primer Congreso Internacional de Neurociencias de la Comunicación. (Realmente no estoy muy puesta en el asunto, pero, como está comprobado científicamente, nos encanta hablar de las cosas sin saber). Por lo visto, la neurociencia puede ayudarnos a comprender mejor a los consumidores y darnos herramientas para inducir ciertas conductas. Si fuésemos capaces de programar a la gente, ¿dónde quedaría la poesía?

*Lo del mail va en serio: mariane120@gmail.com (En próximos capítulos, si es que hay, comentaré los resultados).


Advertisements
5 Comentarios leave one →
  1. 26/01/2012 18:29

    ¿Y dónde quedarían los gatos? jo.

    Aún así me gusta la reflexión, espero con impaciencia el no. II, no te la guardes para 2013

    😉

  2. 26/01/2012 18:33

    Tranqui que el mundo se acaba antes. Así que, como muy tarde, para noviembre posteo algo.

  3. 27/01/2012 11:35

    Ya tenemos debate! bien! 😉

  4. 27/01/2012 15:21

    Eu lino porque sabes que son fiel ós teus relatos, non polo título porque de feito hai pouco que unha axencia de publi publicou algo parecido sobre gatos e ese sí que o lera porque me chamou a atención. Este xa che digo, porque son túa fan 😉

  5. 27/01/2012 15:53

    Ah! Vale, ese si e este non. Xa, xa. Direi ó meu favor que o artigo téñoo escrito desde outubro.
    E moitas grazas por seguirme Nao, eu tamén son fan túa. E grazas tamén por participar na “investigación”.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s